Mi nombre es Andrea Pina, soy fotógrafa y retocadora digital de retrato, moda y lifestyle.

Soy una persona muy impaciente y mis inicios no podrían haber sido de otra forma. Desde pequeña, la fotografía siempre había llamado mi atención, pero nunca había manejado una cámara réflex, así que realmente no tenía ni idea. Al contrario de lo que suele ser habitual, aprendí fotografía antes de comprarme una cámara, estudiando mientras iba ahorrando para poder adquirirla.

Hice un pequeño curso cerca de donde vivía, me cogí un par de libros en la biblioteca y vi muchos videos. Eso me ayudó a elegir qué objetivo quería y qué tipo de fotos me gustaría hacer antes incluso de tener el equipo.

Desde entonces he ido haciendo muchas colaboraciones para crear mi portfolio y trabajos de todo tipo, desde sesiones personalizadas (bodas, deportes..), hasta desfiles de moda. 

Actualmente estoy trabajando mucho mi marca personal como retocadora y estudiando marketing. También he construido mi propia web para mostrar mi trabajo y abrirme nuevos caminos.

Decidí estudiar sobre iluminación, composición y distintos tipos de fotografía. Con el tiempo fui descubriendo que lo mío son los retratos, pero que con lo que realmente disfrutaba era con la postproducción de éstos. Decidí especializarme en ello estudiando un máster de retoque digital de moda y publicidad. 

Esto definió aún más mi estilo; una fotografía de retrato muy cuidada en retoque pero conservando la naturalidad y la esencia de cada persona, todo esto acompañado de una estética viva y colorida, con la que intento transmitir alegría y positividad.

Aunque a muchos les extrañe, sigo con la misma cámara con la que empecé hace 6 años, una Nikon D3200. Es una de las cámaras réflex más básicas que hay y, gracias a ella, me he dado cuenta que para hacer una buena fotografía no necesitas una buena cámara, sino una buena iluminación y postproducción.

Esto es curioso porque lo que más me suelen preguntar otros fotógrafos es qué cámara utilizo. Tendemos a pensar que cuanto más dinero invirtamos en una cámara, mejor serán nuestras fotos, cuando realmente en lo que hay que invertir es en tiempo y dedicación.


Aun así, todo esto también me ha servido para tener más claro qué aspectos quiero mejorar cuando cambie de cámara.

Mi objetivo por excelencia es un Nikon 50mm 1.8, casi ni lo separo de la cámara, tiene una nitidez brutal y para retratos me parece esencial. También tengo un Nikon 35mm 1.8 que utilizo cuando tengo menos espacio o quiero dar más importancia al fondo. 

Un accesorio que me acompaña siempre siempre es el reflector. Tengo un Neewer de 110cm que utilizo sobre todo cuando tengo a alguien que pueda ayudarme, aunque bueno, alguna vez he hecho malabares con él. Tengo otro Neewer de 50cm que es mucho más cómodo para utilizar yo sola mientras disparo. 

También tengo un flash Neewer TT560, pero apenas lo uso. Quizá invierta en una ventana de flash para sacarle más partido.

Para mis autorretratos utilizo el trípode Hama 004163 y un disparador remoto. La funda que utilizo para la cámara es de USA Gear, al igual que la correa.

Web y redes sociales

WEB: www.andreapina.com
Instagram: @andreapina___