Mi nombre es David, aunque en el mundo de la fotografía me conocen como el Artesano de la Luz. De la cosecha del 85, llevo trasteando con las cámaras desde hace unos 16 años, dedicandome profesionalmente y por completo a ella desde hace unos 8 años.

Todo empezó como una afición que me fue enganchando cada vez más hasta que tuve claro que quería dedicarme a ello. Me apasionaba la fotografía de paisaje y naturaleza, y aunque finalmente mi camino me llevó en otra dirección, nunca he dejado de hacer ese estilo de fotografía siempre que he tenido algo de tiempo libre.


Hoy en día me ubico en la capital, Madrid, y estoy especializado como fotógrafo de bodas a nivel nacional. La fotografía de bodas llegó a mi casi por casualidad, empecé haciendo una boda de bajo presupuesto por la curiosidad y por ganarme un extra para un viaje con unos amigos.

Tras esta boda, y lo gratificante que fue la experiencia, empecé a trabajar junto a otro fotógrafo de bodas de mi localidad, primero como asistente para más tarde pasar a ser segundo fotógrafo. Después de 3 años cargados de bodas decidí que era el momento de dar un paso al frente e iniciar por cuenta propia mi carrera como fotógrafo de bodas.

Mi estilo de fotografía se basa en una mezcla entre la fotografía creativa y la fotografía emocional que busca captar todos esos instantes naturales y emocionantes que pueden darse en una boda. Mi otra especialidad son las sesiones de postboda, donde puedo ofrecer ese estilo creativo que tanto me gusta.

Soy de los que piensan que el equipo no hace al fotógrafo, pero si que creo que es muy importante el uso de un buen material para obtener un mejor resultado, sobre todo en situaciones extremas, por eso siempre intento contar con el mejor equipo posible.

He estado un montón de años trabajando con Canon, pero desde hace un par de años me pasé a Sony

Actualmente estoy trabajando con 3 cámaras: la Sony A9 como principal y la Sony A7RIII y Sony A7III como secundarias.

Respecto a mis objetivos, cuento con los que uso para trabajar en bodas y los que uso para mis viajes, estos últimos pensando en tener un menor peso.

Los objetivos que uso en las bodas son todos de focal fija, cuento con un Sigma 35mm 1.4 ART que es el que más utilizo sin lugar a dudas, un Sigma 50mm 1.4 ART, un Sigma 14mm 1.8 ART, un Sigma 135mm 1.8 ART y finalmente un Sony 90mm 2.8 macro que uso para los detalles.

Para viajes prefiero buscar un equipo mucho más pequeño y menos pesado, básicamente consta de 2 objetivos: el Sony 16-35mm f4 Zeiss y el Tamron 28-75mm 2.8. También dispongo de un Samyang 24mm 2.8 que utilizo cuando quiero ir súper ligero.

Por último también tengo un Sigma 150-600mm f5-6.3 de la gama Sport que uso cuando realizo fotografía de fauna, donde es necesario estas focales tan largas. Este objetivo le tengo con montura canon y lo utilizo en la Sony gracias al Sigma MC-11.

Aunque la mayor parte de mi trabajo lo realizo sin flash, tengo también un pequeño equipo de iluminación para ciertas fotografías. El Godox V1 como primer flash de cámara así como el Godox V860II como segundo flash. Para trabajos que requieren de una iluminación más cuidada cuento con el Profoto B10

Finalmente tengo un trípode Manfrotto 190cxpro4 que utilizo para la fotografía de paisaje o de larga exposición.

La mochila que uso para transportar el equipo es la de Amazon Basics, una mochila sencilla y ligera que me ayuda a llevar siempre lo que necesito.

Web y redes sociales

WEB: artesanodelaluz.com
Instagram: @artesanodelaluz