Me llamo Félix de Vega, trabajo como fotógrafo de bodas. Actualmente vivo en Varsovia (mi mujer es polaca) la mayoría de mis clientes son polacos pero también hago bodas en otros países de Europa.

La fotografía siempre me gustó desde niño. Empecé a hacer una fotografia mas seria cuando compré mi primera cámara reflex, allá por el año 2010. Mis primeros años los dedicaba a hacer fotografía de naturaleza. Tengo la suerte de vivir en las afueras de la ciudad cerca de un bosque y en esta época pasaba mi tiempo libre con mi teleobjetivo en el hide haciendo principalmente fotos de aves.


Gracias a la fotografia de naturaleza aprendí la parte técnica de la fotografia. En mi fotografía actual aun hoy observo la influencia de mis comienzos como fotógrafo de naturaleza.

Con el tiempo pasé de fotografiar aves a fotografiar personas. En el año 2013 me salió mi primer trabajo como fotógrafo de bodas a través de unos amigos. Después salieron algunos trabajos mas, al principio se trataba solo de encargos puntuales, era un trabajo adicional. A partir de 2016 empecé a tener mucho mas volumen trabajo y desde entonces empecé a dedicarme a la fotografia de forma profesional.

En cuanto a mis cámaras actuales, trabajo con dos Nikon D750 y tres objetivos:

Es un equipo muy sencillo y la verdad es que para mi trabajo no necesito nada mas. Con los años también he aprendido a simplificar y quedarme solamente con lo que realmente necesito.

En este momento me estoy planteando cambiar una de mis D750 por un modelo sin espejo Nikon Z6 mas que nada por el visor electrónico y el disparo silencioso, pero en cuanto a calidad de imagen no tengo ninguna queja de mis cámaras actuales, cumplen con su trabajo perfectamente.

Durante el dia de la boda llevo un arnés doble, utilizo dos cámaras. En una cámara monto el 24mm para tomas mas angulares y en la otra el 50mm para retratos y tomas mas cercanas. Esta es la configuración que uso el 90% del día. En la iglesia suelo montar el 85mm en lugar del 50 porque estoy un poco mas alejado de los novios y también si hacemos una pequeña sesión de retratos suelo usar el 85mm. Para sesiones en exteriores postboda o preboda uso mucho el 85.

Utilizo flashes por la noche durante la fiesta. Cada sala es diferente pero siempre que puedo suelo ir a lo mas simple, la mayoria de las veces monto los flashes directamente sobre las cámaras y los disparo en TTL con luz rebotada al techo.

Soy de los pocos fotógrafos de boda que no usa un 35mm, he tenido varios y siempre después de un tiempo los he acabado vendiendo. No es una focal para mi, me siento mas cómodo con 50mm. Pienso que encontrar las focales con las cuales te sientes cómodo es algo fundamental en cada fotógrafo.

Con el paso de los años también te das cuenta de que la parte técnica pasa a un segundo plano. El equipo es importante pero no es lo más importante.  Por supuesto es imprescindible tener un equipo profesional en el que puedas confiar, pero lo que realmente marca la diferencia en tu fotografía es tu visión.

Con el tiempo cada fotógrafo va creando su visión, su forma de mirar, de ver las fotos antes de hacerlas. Eso es lo que marca realmente tu estilo y lo que verdaderamente influye en la calidad de tus imágenes.

Conviene tener en cuenta que el hacer fotos es solo una pequeña parte del trabajo como fotógrafo, hay muchos otros aspectos que son fundamentales en el negocio si queremos crear nuestro estilo y construir una marca sólida, es fundamental cuidar la edición de tus fotos, la consistencia en tus colores, las relaciones humanas, el trato con los clientes, colaboración con otros compañeros, marketing, gestión del negocio, etc.

Cada año asisto a talleres con algunos de los mejores fotógrafos actuales lo cual me mantiene inspirado y lleno de energia. También soy el principal organizador de The Crossroads Workshop una de las mas importantes conferencias internacionales de fotografia de boda en Europa.

Mi página web donde podéis ver mi trabajo:
www.felixdevega.com