¡Hola! Mi nombre es Jose Kesada, nací y resido actualmente en Jaén, una pequeña y bonita ciudad al sur de España.

Mis comienzos en la fotografía fueron de forma fortuita al recibir como regalo una pequeña cámara evil de la marca Fujifilm. Con ella comencé a experimentar en lo que más me apasionaba y llamaba la atención en ese momento: la fotografía nocturna.


Conforme fui aprendiendo a “congelar las estrellas” me di cuenta que necesitaba dar el paso a un equipo superior que al menos me permitiera unos tiempos de exposición más prolongados. Ahí fue mi primer contacto con una cámara réflex, la Canon 550D.

Muchos/as me han preguntado ¿Por qué elegiste Canon y no otra marca? Pues sinceramente, en ese momento, fue por un motivo puramente ergonómico puesto que la empuñadura de Canon encajaba mejor en mis manos que cualquier otra cámara que pude probar.

Hoy en día me dedico profesionalmente a la fotografía de bodas, un tipo de fotografía muy diferente a mis comienzos al cual, curiosamente, también llegué de forma fortuita puesto que nunca he sido un apasionado de las bodas como las conocíamos anteriormente.

Quizás esa “mala fama” del fotógrafo de bodas fue lo que me impulsó en cierto modo a conseguir hacer un trabajo que me hiciera interesarme más por este mundillo.

Trabajo con dos cuerpos de cámara Canon 6D (aunque próximamente serán reemplazados por el modelo Canon EOS R)  sujetas por el arnés Camera Swagg de Holdfast. Utilizo este método de sujeción porque me parece el más cómodo y rápido para mi forma de trabajar.

Utilizo sólo lentes fijas, ¿Por qué? Porque soy un apasionado del “movimiento de pies” y de estar cerca de la escena, además he comprobado con el paso de los años que utilizando una lente fija no me anclo en un sitio y así me fuerzo a componer y encuadrar de manera diferente.

  • Sigma 35 1.4 Art – El 70% de la boda la realizo con él.
  • Sigma 24 1.4 Art – El siguiente 20% de una boda (Baile, fiesta y para situaciones de poco espacio en los preparativos)
  • Canon 85 1.8 USM – Para retratos lejanos o en situaciones que no me puedo acercar a la acción como puede ser en algunas iglesias.

Durante una boda transporto el equipo en mi mochila Lowepro ProTactic 350 AW además de la bolsa Crumpler Muli 9000 en la cual suelo dejar el equipo de respaldo así como ordenador portátil, disco duro, baterías de repuesto, etc.

Suelo trabajar con luz natural, pero si en algún momento se requiere iluminar llevo en la mochila un par de flashes sencillos y manuales de la marca Yongnuo, el modelo YN560 IV junto a los disparadores YN622C.

Web y redes sociales:

Web: josekesada.es
Instagram: @josekesada
Facebook: josekesadafotografia