De niño me regalaron una Werlisa Club Color y desde entonces no he dejado de hacer fotos. Con el tiempo mi equipo ha evolucionado y he tenido diferentes cámaras. Desde joven me interesé por las pequeñas cámaras analógicas de juguete, muy austeras, que producían fotos toscas e imperfectas, pero con un encanto especial. Esa estética particular me sigue atrayendo.

Estudié periodismo y colaboré como fotógrafo en diferentes medios. Posteriormente comencé a trabajar en un departamento de Comunicación Institucional; ahí la fotografía dejó de ser una actividad profesional, lo que permitió que me la plantease sin prisas y con más libertad.


Mi trabajo parte del documentalismo, pero poco a poco esa fotografía de calle ha ido derivando hacia el poema visual. Mi escenario es casi siempre Pamplona, la ciudad en la que vivo. Algo tan sencillo como contemplar la vida en las calles de mi ciudad se ha convertido en un ensayo personal.

Fundamentalmente utilizo un iPhone 8 y una cámara Fujifilm X-100V. Siempre los llevo conmigo. De todos modos, gran parte de los momentos que me interesan aparecen de forma tan inesperada y son tan efímeros, que muchas de las fotos las acabo haciendo con el teléfono. La cámara la reservo para situaciones menos fugaces.

He acabado buscando imágenes en blanco y negro algo precarias, muy crudas y contrastadas. A pesar de sus limitaciones técnicas, el smartphone está siendo una buena herramienta de trabajo. Utilizo la app Hipstamatic que en ocasiones proporciona una atmósfera parecida a la que captaba con las cámaras de plástico analógicas.

Soy fiel a los objetivos fijos. Desde que empecé con la Werlisa, que disponía de un objetivo fijo de 38mm, siempre he rondado esa distancia focal. La Fuji X-100V tiene un objetivo 23mm (equivalente a un 35 mm). Para la fotografía de calle también me siento cómodo con la distancia focal del IPhone, que es equivalente a un 28 mm.

Mi prioridad es que el equipo sea ligero y ocupe poco. Siempre tengo conmigo una bolsa en la que, además de los trastos personales habituales, llevo una cámara que debe ser ligera y poco voluminosa. Eso me permite tenerla siempre a mano. Y a pesar de ello, en muchas ocasiones no me da tiempo a utilizarla y recurro al teléfono. En la fotografía de calle los momentos interesantes surgen cuando menos te lo esperas.

Web y redes sociales

WEB: joseluisollo.com
Instagram: @joseluisollo
Twitter: @joseluisollo