El último año de Licenciatura en Psicología en Salamanca quería aprender algo nuevo que no estuviera relacionado con mi educación anterior. La Facultad de Bellas Artes se encuentra en el mismo edificio donde solía estudiar, así que pregunté a los profesores de fotografía si podía asistir a las clases como oyente. Estuvieron de acuerdo, y este fue mi primer contacto con el medio.

Me interesé mucho por la historia de la fotografía y empecé a coleccionar cámaras antiguas. Aprendí a revelar película en blanco y negro así como de color, realizar impresiones, etc…


He disparado con cámaras plegables de 1900, Leicas fabricadas en la Segunda Guerra Mundial, la increíble Rolleiflex 2.8F, Hasselblad y muchas otras, simplemente movido por la curiosidad de saber qué sentía un fotógrafo en aquellos años, sus limitaciones y motivaciones.

Con el tiempo conocí a más gente interesada en la fotografía, así que la pasión fue aumentando paulatinamente. Siempre tuve el apoyo de buenos amigos, lo que me ayudó a probar diferentes géneros y aprender de todos ellos. Retrato, conceptual, desnudo, bodas, eventos, reportaje, calle, etc.

Por ejemplo, para la serie » Moroccan Pantone «, un par de amigos me ayudaron a llevar iluminación de estudio por Marruecos y el Sáhara, y a traducir árabe para poder realizar los retratos. Otro ejemplo, » A Deadly Love Story «, hecho en los Alpes Suizos junto con mis colegas de trabajo donde, en uno de nuestros días de descanso explorando por los alrededores, encontramos una casa abandonada.

Cogimos ropa antigua y nos dejamos llevar por el ambiente y el contexto para crear esta serie. Añadir que, quien fuera mi profesor de fotografía durante esos años, se convirtió en mentor y ha estado durante este tiempo ayudandome a canalizar las inquietudes y visión como fotógrafo.


Probar con aproximaciones diferentes y practicar con sus respectivas técnicas, como en los ejemplos mencionados, pueden ayudar a uno significativamente si se integran todos los conocimientos adquiridos y se convergen en una sola dirección.

Hace un año dejé la «fase de experimentación» y actualmente estoy completamente centrado en fotografía de calle y el género documental. Todo el tiempo libre lo dedico a la fotografía nutriéndome de otras disciplinas; bien sea estudiando historia del arte, diseño, leyendo libros de fotografía (especialmente de fotógrafos de Magnum) o estudiando la obra de fotógrafos tanto clásicos como contemporáneos.

Actualmente resido en el sur de Italia, y estoy realizando varios proyectos documentando el estilo de vida de los italianos, en la región de Apulia principalmente.

Después de probar con varias cámaras análogicas y algún modelo de Canon o Sony, en estos momentos disparo principalmente con formato de 35mm en digital y de medio formato en análogico.

Para ello utilizo una Canon 5D Mark IV y una Rolleiflex 2.8F. Esta última la utilizo más bien como terapia, ya que luego de llevar varios días disparando con una cámara digital, intento no acomodarme, dado que la Rolleiflex te obliga a prescindir de automastimos y a pensar más la foto. Cada vez que aprietas el obturador la cartera lo siente.

Las ópticas que utlizo son:

Como fotógrafo de calle, hace no mucho empecé a invertir en material para transportar el equipo y poco a poco he conseguido los gadgets ideales para trabajar jornadas de 8-12 horas cómodamente.

Los productos de Peak Design (en mi opinión) son sin ninguna duda de lo mejor que hay en el mercado y no cabe duda que los diseñan pensando en nosotros, utilizo:

Web: juangalanphoto.com
Instagram: @juangalan