Mi nombre es Laura Bezanilla Carrillo, nacida en Cantabria. La primera vez que me regalaron una cámara fue con 9 años y desde entonces empecé a trastear y hacer mis primeras fotos. Jugando así con mi familia e invitándoles a conocer diferentes lugares para poder fotografiarlos.

Empecé en una escuela haciendo un Grado Medio, en el que aprendí más sobre la fotografía y las formas de experimentar con la cámara, por lo que me hizo abrir el abanico y realizar diferentes tipos de fotografías. Una vez finalizado tuve la oportunidad de hacer las prácticas en El Diario Montañés, periódico regional de mi comunidad, donde me dieron la libertad para poder realizar mini sesiones de temas aleatorios, para publicar en su web.


Posteriormente me preparé la prueba de acceso para poder realizar el Grado Superior, en el que estuve dos años, y terminé con un proyecto personal de fin de grado, y pude cursar las prácticas en el Gobierno de Cantabria, aprendiendo y trabajando de primera mano con políticos de la comunidad.


Después de todo esto, quise especializarme en moda, ya que era algo que me gustaba y ponía mucho interés en ello. Trabajar en el mundo de la moda significa trabajar en equipo, ya que necesitas una modelo, estilista, maquillador. Eso hizo que me quisiera ir a Madrid para poder desarrollar mejor la fotografía de moda, y poder aprender más, por lo que curse en Madrid, un Máster internacional de Fotografía de moda en la Escuela Efti.

Fue un año increíble dónde pude trabajar y aprender junto a profesionales del sector, y llevándome buenas amistades de ello. Mi equipo fotográfico es muy básico, cuento con una cámara Nikon D7200, y otra cámara analógica Nikon D55. Tengo varios objetivos, empezando por mi favorito 50 mm f1.8, es el que más uso para trabajar, ya que me es muy cómodo al ser una óptica fija. El segundo que mas uso es el Sigma 17-50mm f2.8, es el que mas uso cuando quiero adaptarme a un amplio lugar, por su gran angular, es muy cómodo trabajar con ello. Por último tengo un Nikon 18-140 mm f3.5, este es el que menos uso, ya que es un objetivo largo, un zoom, y no lo utilizado mucho.

Cuento con una mochila con mis esenciales que llevo siempre conmigo cuando tengo un shooting, en los que dispongo de baterías para la cámara, dos objetivos, reflector, flash y trípode. Conmigo también llevo una cámara analógica con carretes ya que me gusta el momento de saber que ha salido de una algo que no puedes ver en el momento. Tuve la suerte de poner tener un laboratorio en el que podía revelar y ampliar mis propias imágenes, así que era aún más mágico el trabajar con una cámara analógica.

Instagram: @/ftlbc______
Youtube: Laura Bezanilla