Soy un fotógrafo afincado en un pueblo de Sevilla con mucha historia, Carmona.

La fotografía me apasiona desde pequeño. Dispongo de miles de fotografías de mi adolescencia gracias a que, cuando era pequeño, mis padres me compraron una camara pequeñita de 1Mpx – Una Nikon Coolpix, no recuerdo el modelo (pero recuerdo que me cabía en el bolsillo). Gracias a esta cámara pude realizar practicamente fotografías desde los 14 hasta los 17 años, que pasé a adquirir una cámara con mejores prestaciones, aunque nunca me ha importado demasiado la cámara en sí.


Me dedico a la fotografía de bodas profesionalmente desde 2010. Gracias a un matrimonio de fotógrafos de Utrera pude entrar de lleno en este bonito mundo, porque ellos me dejaban asistir a bodas acompañandolos con tan solo 18-19 años para aprender el protocolo de una boda, así como llevar el negocio, tratar a clientes y demás.

Esto fue una suerte por mi parte, conocer a gente experimentada que me abriera las puertas de sus conocimientos de manera altruista para poder ver como era de verdad una boda. Meses despúes de estar con ellos, pasamos a trabajar codo con codo, yo como fotógrafo y él/ella como videógrafos en diferentes bodas por toda España.

Durante toda mi vida siempre he sido muy inquieto, y he conocido a personas que me han aportado grandes dotes a mi forma de ver, tales artistas como Pedro Etura, Victor Lax o Susana Barberá, así como muchos fótografos de otros estilos fotógraficos, sobre todo documental y calle, que me han aportado ese extra en mi forma de documentar un evento como es una boda.

Mi equipo fotográfico

Mis cámaras son 2 Fujifilms XT-2 y una Fujifilm XT-20. Con estas cámaras cubro el 100% de mis reportajes de boda. También las utilizo para la fotografía documental que realizo fuera del ambito nupcial, como mis viajes o mis proyectos personales.

Estas cámaras son muy versátiles, y me ayudan a pasar desapercibido en grandes aglomeraciones y bullicios. Todo esto unido a la rapidez de enfoque y que puedo disparar en condiciones de luz extremas, han hecho que sean mis fieles compañeras de batalla desde el primer momento. Quizás cuando ya no puedan más, suba de nivel en la X de Fujifilm, pero hasta la fecha les quedan muchas bodas por delante.

Para los que usamos Fuji y encima queremos pasar desapercibidos utilizamos las famosas lentes F2, en mi caso utilizo sobre todo el Fujinon 23mm f2 ( equivalente a 35mm en FF) y el Fujinon 35mm  f1.4 (Equivalente a 50mm en FF). Me gusta usar el 50 1.4 porque me ayuda a tener ese puntito de más en condiciones extremas de luz y el enfoque es bastante bueno para mi gusto.

Después tengo como objetivos en la mochila el Fujinon 16mm 1.4 (Equivalente 24mm en FF) y el Fujinon 90mm f2 (Equivalente a 105 mm en FF), que uso cuando las condiciones me lo permiten.

Mi bolsa fotográfica es una ZLYC bandolera, la adquirí en Amazon hace 5 años y aun sigue viva. Es una mochila fantástica que ha viajado conmigo por todos lados (Y lo que le queda), es de color caqui y tiene compartimentos para 2 cámaras y un flash tumbado, así como una pertiga para el flash. La tengo llena de pines de viajes y el mejor de todos es el de la Expo del 92 de Sevilla que adquirí en un mercadillo de Sevilla hace 1 año.

Utilizo 2 flashes Canon 580EX II conectados con los Yongnuo YN622C que tengo de mi anterior equipo Canon. Utilizo espejitos y prismas para hacer efectos en alguna que otra ocasión que se preste. Dispongo también de 2 LEDS MANFROTTO pequeñitos con geles de colores para hacer efectos y 2 ROTOLIGHT NEO II que utilizo para las bodas durante el «cocktail» cuando no hay mucha luz ambiente.

Web y redes sociales

WEB: rafaeltorresphoto.com
Instagram: @rafaeltorresphoto
Facebook: rafaeltorresphoto