Me llamo Roberto Mayo, tengo 22 años, y soy técnico superior en gestión forestal y del medio natural, además de educador ambiental.

Desde muy joven siempre me han apasionado los animales en general, sobre todo mamíferos y aves. Cuando de pequeño nos compramos para la familia una pequeña bridge, la que al final acabé acaparando, y así comenzó una larga historia que a día de hoy todavía continua.


Aquella cámara me empezó a «iniciar en el apasionante mundo de la fotografía», en el cual ahora estoy metido de lleno, con sucesivos saltos y mejoras de cámaras, llegamos a día de hoy con la misma pasión hacia la fotografía que aquel día de joven.

Mi especialidad son mamíferos y aves, a groso modo, he sido siempre un gran apasionado de los que llamamos «la gente del mundillo» los tres grandes de España, el lince ibérico, el lobo ibérico y el oso pardo.

Tuve una época en la que me especialicé más en el lince ibérico, pero a medida que pasó el tiempo mi mente se fue expandiendo y empecé a realizar grandes tomas de lobos, y de otros grandes felinos y cánidos en los interminables y grandes terrenos africanos. Por lo que a día de hoy no consideró que tenga ninguna especialidad, si no que me dejo llevar por el momento.

Mis cámaras actuales son una Canon EOS 760D y una Canon EOS 7D Mark II, con las que estoy muy contento. Empezando por la más antigua, la 760D, fue una cámara con la que realicé mis primeros inicios como fotógrafo a un nivel ya más elevado. Era una buena cámara para empezar, pero que había pequeños detalles que se notaban que no tenían tanta calidad, aunque realiza unos vídeos muy buenos.

La cámara más reciente que tengo, la EOS 7D, apenas llevo un año con ella y estoy contentísimo con los resultados, mucha calidad, mucha eficiencia y una rapidez extraordinaria, muy recomendable.

En cuanto a objetivos tengo tres; un Tamron 18-200mm, que apenas utilizo, un Macro de Tamron con el que he empezado y todavía no he tenido una gran oportunidad de estrenar, y el Tamron 150-600mm G2, un objetivo muy versátil y con el que estoy muy contento, quizás no de la calidad que puedan dar otros objetivos, pero calidad-precio es muy recomendable.

El objetivo que más utilizo y el que llevo siempre preparado es el 150-600mm, ya que por lo general para el tipo de fotografía que realizo de fauna, es el mejor.

En cuanto al resto de accesorios, tengo un monopie de Manfrotto, que para algunos momentos va genial, y un trípode de Manfrotto, con un cabezal gimbal que va perfecto sobretodo para hides, esperas, etc.

Además también tengo un flash de largo alcance, que para fotografías nocturnas y sobre todo para safaris nocturnos va muy bien. Unos prismáticos Nikon Prostaf P7 y una Mochila Lowepro en la que puedo llevar la mayoría de accesorios.

Redes Sociales:

Instagram: @robernaturephotos