Soy Rocío Deblás, me encanta vivir intensamente cada experiencia, enamorada de los gestos, de las luces, las miradas y del instante preciso que la magia de la fotografía solo es capaz de captar. La fotografía es mi vida y así lo demuestro en cada trabajo.

«Fotógrafa de esencias» me definen quienes han trabajado conmigo, saben bien que la fotografía es mi pasión, es mi filosofía y que a través de mi cámara capturo la esencia de cada persona, lo que transmiten.


Para mí es un honor ser partícipe y compartir momentos íntimos y entrañables en la vida de las personas

Estudié en la Escuela de Artes cerámica y me dediqué a esto durante bastantes años con mi propio taller e impartiendo formación, pero la fotografía siempre me acompañaba, era mi vía de escape cuando necesitaba desconectar o buscar inspiración. La fotografía empezó a ser un nuevo medio de expresión con el que me sentía muy cómoda, libre… al principio hacía mucha fotografía de calle y poco a poco comenzó a llamarme la atención las escenas que ocurrían entre las personas así fue como me empecé a hacer retratos.

Al tiempo fui conociendo a compañeros que se dedicaban al tema social y me metí de lleno en el mundo de las bodas y reportajes de pareja.

Mi especialidad es el reportaje social, las bodas y los retratos. Hoy en día son otra historia dentro de los diferentes estilos. Yo soy muy fiel a mi estilo personal íntimo, emocional y profundo, alejado de poses forzadas, narrando siempre de manera natural y documental.

Como comenté antes, a través de compañeros del sector, empecé acompañando siempre que me daban la oportunidad y sin quererlo me metí de cabeza.

Estoy eternamente agradecida por tener buenos maestros en los comienzos y durante el camino. Es muy importante el hecho de practicar, ver cómo trabajan otros, porque de alguna manera de todos obtenemos un aprendizaje. También es muy importante rodearse de compañeros que siempre aporten, he realizado muchos cursos, algo que es muy importante no sólo cuando se empieza sino siempre. La formación es clave para obtener una cultura visual, nunca dejamos de aprender.

Trabajo con la Canon 6D y la Canon 5D Mark IV.

Para mí son fantásticas, con ellas me siento súper cómoda. De la 6D destaco sus colores, son únicos y de la 5D Mark IV su pantalla táctil, es brutal.

Utilizo focales fijas, el Sigma Art 35mm 1.4 y el Canon 50mm 1.4

El 35mm es el que más utilizo para todo y el 50mm me gusta mucho para hacer retratos.

Desde que comencé, utilizo las mochilas Lowepro, son súper ergonómicas y muy seguras. Me encanta esta marca, son unas todo terreno.

Web: www.rociodeblas.com
Instagram: @rociodeblas