Comencé en el mundo del vídeo. En 2007 realizando cortometrajes y trabajos para el Ayuntamiento de Osuna y la Diputación de Sevilla (8 miradas a la violencia de género). Posteriormente probé suerte en los vídeos de boda, ya que era un mundo que me llamaba bastante la atención y quería crear algunos audiovisuales que resultaban algo diferentes en aquella época de los años 2009 y 2010.

En 2012, tras probar por primera vez una cámara réflex (5D Mark II) acompañando como segundo fotógrafo a una boda a un compañero fotógrafo, decidí que ya no quería volver a realizar vídeos de bodas y cuando me preguntan la razón siempre digo lo mismo, aunque a muchos compañeros de profesión no les gusta mi respuesta: “La fotografía de boda es algo más fácil que el vídeo. Las parejas siguen valorando más la fotografía que el vídeo y por lo general se gana más dinero, así que la elección era fácil”, aunque me gusta más el vídeo.


En 2013, mi pareja Cristina se incorporó al equipo y fue aprendiendo día a día sobre la fotografía de boda. Actualmente somos “Xabi and Cris

Nuestra especialidad es claramente la fotografía de boda. Nuestro estilo está influido por ese gusto por la relación con las personas. Eso otorga a nuestros reportajes la cercanía y proximidad que los diferencia. Entendemos que esto es lo principal en la fotografía de bodas, ya que lo que se celebra es la relación de la pareja y el hecho de que compartan sus sentimientos con los seres queridos. En todo reportaje de boda siempre habrá fotografías de posados, como es lógico, y en nuestros reportajes no son menos. Pero es la “fotografía de boda sin posados” donde queremos siempre hacer hincapié y especializarnos dentro de lo posible en ese terreno siempre y cuando las parejas estén dispuestas claro, jeje. Creemos que es casi la única opción para que los reportajes sean verdaderamente diferentes y respiren esa esencia característica de cada pareja.

Actualmente trabajamos con la Canon 5D mark III y Canon 6D. Canon es una marca a la que nos hemos acostumbrado desde siempre, desde mi primer uso con la Mark II en 2012. Nada más salir la Mark III la cambiamos de primeras pero sí es cierto que siempre nos han parecido algo pesadas, pero supongo también que dependerá de cada uno y de su forma de trabajar.

Cuando apareció en escena la cano 6D fue para nosotros una autentica maravilla ya que en prestaciones prácticamente es casi idéntica que su hermana mayor con un coste menos elevado y de más fácil manejo. Para nuestra forma de trabajar y material que entregamos cumple de manera sobrada la calidad deseada. El único inconveniente que vemos en la 6D es que solo dispone de slot para tarjetas de memoria algo que siempre nos tiene en vilo durante la boda aunque vamos cambiando de tarjetas en cada localización por temas de seguridad. Cris es quien lleva la 5D mark III y yo (Xabi) quien lleva la 6D. Es cierto que no son las mejores cámaras en isos altos ni en enfoque, pero estamos muy acostumbrados a ellas y sabemos cuales son sus límites y que podemos o no recuperar en postproducción. 

Intentamos ser lo más livianos posibles, pero a veces los fabricantes no lo ponen muy fácil, aunque está claro que la calidad a veces también va de la mano del peso y tamaño.

Los objetivos que usamos son:

Casi siempre acudimos ambos a los trabajos y los usamos de la siguiente manera:

El las sesiones prebodas cada uno lleva una sola cámara y yo llevo el 35mm o el 50mm si el lugar lo permite. Cris siempre lleva el 85mm.

En las bodas yo siempre llevo el 35mm porque nunca sabemos qué nos vamos a encontrar, y con este objetivo trabajo prácticamente hasta el final de la boda, incluida la fiesta. Cris lleva el 85mm y lo mantiene también durante toda la boda, de esta manera siempre tenemos planos generales y detalles de casi todas las situaciones, lo que nos ayuda muchísimo a tener un reportaje muy rico.  

Nuestra mochila es un Case Logic DCB-309 donde llevamos un segundo cuerpo de 6D (por si fallara alguna de nuestras cámaras), un Canon 40mm pancake 2.8 (por si fallara algún objetivo) y un flash Canon 430ex con sus respectivas pilas recargables. En nuestra mochila llevamos algo que para mí es indispensable, un pequeño espejo para poder eliminar algunos elementos de las fotografías ya que en la mayoría de situaciones no podremos controlar todo lo que nos rodea. Y una pequeña antorcha de bolsillo Aputure AL-M9 

Web y redes sociales:

Web: xabiandcris.com
Instagram: @xabiandcris
Facebook: xabiandcris
Youtube: xabiandcris
Vimeo: xabiandcris